Vendimia

El inicio de la vendimia se produce puntualmente cada año debido a que un clima tan seco proporciona maduraciones muy regulares. La variedad blanca de origen francés, Chardonnay, es la más temprana y su maduración comienza a finales de Agosto. La más tardía suele ser la variedad cabernet sauvignon, siendo su vendimia a finales de Septiembre. Durante estos dos meses se realiza un control diario del viñedo para determinar el momento exacto en que se ha de vendimiar cada variedad. La vendimia se realiza siempre de forma manual en cajas de 15 kilos como máximo, con el fin de preservar la integridad de la uva. Una vez en cajas, la uva se deposita en bodega donde pasa algunas horas en una cámara frigorífica, para que la temperatura en el inicio del proceso sea la adecuada.

Elaboración

La elaboración se hace siempre en depósitos de 5.000 litros con la uva procedente de las pequeñas parcelas de nuestra finca. Tanto en tintos como en blancos, la uva se macera en frío las primeras 24 horas para extraer todos los aromas, a continuación comienza la fermentación a temperatura controlada durante 10 ó 12 días. Los tintos se prensan en una pequeña prensa vertical de 500 kilos, a una presión muy suave. La segunda fermentación (maloláctica), se produce una vez el vino ha sido decantado a barrica. Los blancos se prensan después de las horas de maceración y son fermentados a baja temperatura durante 10 ó 12 días. Una vez terminado ese proceso natural, nuestro “Blanc” se embotella y “Alvarez Nölting Chardonnay” se decanta a barrica.

Crianza

La crianza se realiza en barricas de roble francés de 225 litros que numeramos y clasificamos por variedad y añada. Para los tintos utilizamos barricas de grano fino y de un tostado medio que aportan un tanino suave y dan el equilibrio entre fruta y tostados característico de nuestros vinos. Los vinos blancos, más frutales y aromáticos se decantan en barricas especiales de grano finísimo y tostado muy suave.

Nuestra filosofía

La elaboración tradicional es uno de los factores diferenciales de nuestra bodega. El cuidado por el detalle es también parte de esta filosofía que nos lleva a intentar superarnos cada año. En Alvarez Nölting trabajamos nuestros vinos de forma artesanal buscando la mejor calidad y por ello siempre elaboramos pequeñas cantidades, dándole el tiempo necesario a nuestros vinos para alcanzar su máxima expresión.